miércoles, 21 de septiembre de 2016

NUEVO RETRASO EN LA INSTALACIÓN DE LA MEDICIÓN INDIVIDUAL DE LA CALEFACCIÓN CENTRAL

Muchos de los sistemas de calefacción central actuales derrochan demasiada energía y además no llegan a lograr la temperatura requerida en todos los espacios de la vivienda.

Para poner solución a este problema, el Parlamento Europeo dictaminó en 2012 una directiva de eficiencia energética que obliga a todos los edificios con calefacción central a instalar contadores de consumo individuales. Con esta medida se espera repartir el gasto centralizado con el objetivo de que cada propietario pague una cantidad más cercana a lo que realmente gasta. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) calcula que la instalación de los repartidores de costes y de válvulas para adaptar estas instalaciones comunes, supone un gasto de entre 700 y 1.100 euros por vivienda. Este gasto es equivalente a un año de calefacción en una región bastante fría.

Alta Gas Natural Valencia

La Directiva Europea 2012/12 puso en manifiesto la obligatoriedad, que a los edificios con calefacción central, se les instalen sistemas de medición individuales antes del 1 de Enero de 2017, con el fin de reducir hasta el 20% el consumo energético. La normativa debía establecerse al ordenamiento español en 2014, pero al día de hoy sigue sin hacerse ya que el Gobierno en funciones ha aprobado un Real Decreto de Eficiencia Energética que no incluye esta medida.

Al parecer la inestabilidad en el momento político en el que estamos inmersos y las actuales dudas sobre la formación de un nuevo Gobierno, han llevado al Ejecutivo en funciones a esperar todavía más en la aplicación de esta Directiva Europea. 

Según las estimaciones del sector, se han invertido más de 11 millones de euros en la instalación de 400.000 repartidores y 200.000 válvulas termostáticas aproximadamente en todo el territorio Español.
Esto significa que unos 1.250 edificios residenciales ya han apostado por individualizar su consumo de calefacción, pero todavía hay 1,7 millones de viviendas con calefacción central que aún están por instalar medidores individuales.

Las empresas del sector advierten que la instalación de esto medidores, además de la reducción de la contaminación ambiental, ya que evitará la emisión de 2,4 millones de toneladas de CO2 anuales, permitirá un ahorro doméstico de un 20 o 30% de consumo permitiendo así un ahorro a los consumidores de unos 200 años al año.

Les recordamos que en Unión Comercial Valencia estamos sociados a FEMEVAL (Federación Valencia del Metal), ASEIF (Asociación de Empresarios Instaladores de Fontanería, Instalaciones Térmicas, Gases y demás Fluidos), CONAIF (Confederación Nacional de Asociaciones de Empresas de Fontanería, Gas, Calefacción, Climatización, Protección contra Incendios, Electricidad y Afines) y colaboramos con GAS NATURAL y CEPSA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario